jueves, 30 de noviembre de 2017

LLEGO EL INVIERNO!!!

Martes y miércoles no he podido entrar al agua, debido a las condiciones desfavorables que hemos vivido estos dos últimos días, además de que no tenía mucho tiempo porque tenía que cuidar a mi hijo y a un amigo suyo, así que estando la playa vacía preferí irme a casa rezando para que el resto de días la cosa cambiase a pesar de tener unas previsiones desastrosas. Pero hay que tener fe y siendo un gran devoto de Néptuno y Eolo seguro que encuentro mi momento. Hoy no ha llegado en forma de buenas olas, pero al menos he estado casi una hora salitrándome. Las condiciones no estaban para tirar cohetes, incluso eran similares a las de ayer, pero la diferencia era que tenía mas tiempo porque le enano tenía una extraescolar y en el agua había un surfero justo enfrente del club. Así que no podía dejar escapar la oportunidad de darme un chapuzón. Si os soy sincero, estuve a punto de irme porque estaba lloviendo y hacía un frío que pelaba, pero saque fuerzas de donde no las había para enfrentarme con las ya casi gélidas aguas norteñas.


Y os preguntaréis, con qué artilugio ha desafiado este loco las olas someras, pues con el frío que hacía, el vendaval reinante y las olas cerrotonas en marea alta que mejor que divertirse con el bodyboard. Es la modalidad más fácil para acceder a la zona de la rompiente, la que mas sencilla se hace la bajada de una onda marina y la que menos importa el tipo de ola. Siempre hablando en términos de que domináis algo su técnica y sabéis jugar con ese tipo de embarcación. Evidentemente, es igual de complicada que cualquier otra si no se sabe lo mínimo para disfrutar, pero ese no es el caso a pesar de ser un auténtico paquete. En cuanto a la indumentaria, como hacía una rasca que no veas, decidí ponerme el long john debajo del 3/2, si estáis leyendo bien, pero no veáis que bien me ha venido para no pasar ni un ápice de frío. Los pies como llevo las aletas bien y la cabeza algo si que notaba cada vez que hacía una cuchara, así que por la orilla o cuando no venían muy grandes las espumas las pasaba por encima para no tener que meterme debajo, jajaja, eso sí nos cayo una granizada de aupa que no veáis como dolía el impacto en la cabeza... el surfero se tuvo que poner la tabla para que no le reventara la suya, ..., estaba rapado, jajaja, como que el menda lerenda con sus cuatro pelos iba a estar mas protegido, jejeje...


Calenté en el vestuario toda la parte de movimientos articulares para salir a la orilla donde hice una entrada en calor de carrera continua, con lateralidades y giros mientras observaba las duras condiciones. Tenía claro que las series cerraban y era mejor intentar coger las pequeñas, aunque la posición sería fundamental para surcar la idónea. Así que zas la primera en la frente con un cerrotón de los buenos. Me cambio un poco la idea de sesión que tenía y tras esa ola vi que estaría complicado el asunto marcándome un objetivo de coger media docena de olas. Según cogí las dos siguientes, cambio un poco la visión, ya que conseguí hacer dos maniobras en cada una de ellas, por lo que me fui motivando y mas cuando veía que había acertado por completo en la decisión de escoger el bodyboard para fluir por las olas. Ya me arrepentí de no haberlo hecho el jueves pasado cuando me tuve que salir del agua con un asma que no veas y viendo que con la tabla poco podía hacer. Con estos mares, tempestades y lluvia al final lo mejor es entrar con esta modalidad con la que me divierto también mucho y encima hago un back to the future... bueno mas bien al pasado... 


Al final me marque un total de doce olas y salí mas contento del agua, refrescando un poco las ideas y haciendo algo de deporte. Sigo con bastantes molestias en la parte trasera de mi rodilla derecha, aunque en el agua apenas lo noto, es raro, solo me pasa cuando la tengo fría. Me ha venido bien remar con las piernas porque las tenía algo agotadas, duras, como con agujetas, así que ejercitar de vez en cuando el tren inferior no esta mal del todo. He tenido de todo en la docena de olas que he surcado, desde bordeadas sin ninguna maniobra porque no me lo permitía, hasta olas con una sola maniobra o incluso las que mas he hecho que han sido de dos, combinando un poco las únicas que se que me suelen salir, como son el 360º y el reverse. No he tenido la oportunidad ni de entubarme ni de hacer ningún rollo, debido a que con el fuerte viento de componente noroeste la ola no lo permitía. Mañana y pasado, lo veo bastante complicado por los fuertes vientos del norte que se auguran, pero ya sabéis que soy un enfermo salitrero, así que nunca se sabe. SURFING, RESPECT, ENJOY & LOVE. KEEP SUPING.