lunes, 4 de diciembre de 2017

COMENZANDO LA PRETEMPORADA!!!

Llega el duro invierno siendo complicado motivarte para entrar cada día al agua y mas cuando se dan consecutivamente varios días que te imposibilitan acudir a la llamada del mar. Días grises, lluviosos con bajas temperaturas que hacen desagradable ir a disfrutar en el medio acuático, por lo que tenemos que marcarnos unos objetivos o metas creando una rutina que nos obligue en cierta medida a fluir por las aguas. Evidentemente, alguno lo hará con objetivos competitivos y otros, como es mi caso, por el mero hecho de mantenerme en forma disfrutando haciendo lo que mas me gusta. Así que supongo que como casi todos vosotros, desde que me levanto hasta que me acuesto, me paso todo el día pendiente de los diferentes partes para estudiar cual puede ser el momento idóneo para disfrutar en el medio natural. Vamos que es como una enfermedad, ya no recuerdo cuando hace treinta años íbamos a la playa sin saber lo que nos encontraríamos, menudas columpiadas, jajajaja, e incluso a veces con el traje puesto bajábamos al Sardinero porque intuíamos que había mar y zasca en toda la frente para casa de nuevo... pero eran otros tiempos, ahora todo es mas fácil, de hecho ahora puedo ir al agua, regresar al club, dejar las cosas en su rack y darme una ducha caliente recuperadora de las que hacen afición. 

Dicho esto, tras un fin de semana en casa recuperando mi viejuno cuerpo y estudiando, tenía previsto volver al agua al menos los próximos tres o cuatro días, ya que parece que las condiciones serán halagüeñas estos días antes de que venga el infierno que se prevé a final de semana y principios de la siguiente con olas de nueve metros y vientos con ráfagas hasta de cincuenta nudos. Supongo que se vaya relajando el parte porque queda bastante tiempo pero parece que Néptuno y Eolo están algo enfurecidos últimamente. No hay mal que por bien no venga, ya que acercándose la fecha de los exámenes del bloque común me vendrá incluso genial para decir a mi cabecita enferma de salitre que mejor estar en casa estudiando que sufriendo en el agua. Así que me he marcado esta semana una rutina de intentar meterme al agua dos o tres días dejando el resto para otros menesteres, aunque comenzando con ejercicios de tonificación, mantenimiento y trasferencias a nuestro deporte. Vamos que voy a aplicar todo lo aprendido en el curso en mis propias carnes, jajajaja, mejor conejillo de indias imposible. La verdad es que siendo sincero, como llevo mucho tiempo en esto, no hay nada nuevo que ya no supiera, simplemente pinceladas o terminología que desconocía o no aplicaba correctamente, por lo que al final del todo es hacerte una buena planificación y llevarla a cabo.

 

Como iba a remar en solitario, porque nadie podía quedar a las dos nada mas salir de mi jornada laboral, decidí hacerlo por la parte de la playa, mas que nada por la cercanía al club y porque estaba totalmente glassy y sin olas, ideal para sacar la tabla de race a pasear. Si estáis leyendo bien, afortunadamente tengo buenos amigos que me prestan sus bólidos y puedo disfrutar haciendo lo que mas me gusta. Antes de seguir, dar las gracias a Javi por dejarme su Naish Javelin 12'6 x 28" para andar sobre las aguas del Cantábrico. A estas alturas del año, aunque compagine olas con travesía, tengo planteado trabajar resistencia aeróbica trabajando la técnica, así que me puse de tarea realizar diez kilómetros. Para ello, realice un buen calentamiento en la playa con sus tres fases bien definidas, por un lado, la general para ir entrando en calor, la específica para ejercitar lo que iba a usar en el agua remando y sin olvidarme al final de la individual para mi dolencia en la rodilla derecha. Tras estar aproximadamente unos diez minutos ejercitando en la orilla, y ver como Michel Rodriguez se acercaba a ver las olas (no coincidimos nunca, siempre que viene a surcar olas con la hinchable, tengo programada una travesía, ..., bueno mañana ya le he dicho que dependiendo como este igual desafío las olas), entre al agua para pasar una mini serie y coger rumbo al Puntal comenzando mi aventura.


Comencé con un warm-up de un kilómetro, para posteriormente hacerme dos con un poco mas de ritmo, pero sin pasarse de la raya que estoy en fase de acumulación. Justo me salieron 3km al llegar a la extremo del Puntal, así que me di la media vuelta y comencé una fase de probar diferentes tipos de remada para ver cual se adapta mas y mejor a mi forma de caminar por el H2O. Me lleve un susto de aupa, porque iba pensando en mis cosas, cuando de repente oí una voz justo detrás mío, se trataba de Cospedal que venía como un cohete con su Naish Javelin 12'6 x 26", es decir, una hermana pequeña de la que el menda lerenda estaba intentando domar. Estuvimos un rato charlando, remando y disfrutando juntos, hasta que se dio la vuelta para volver al embarcadero de Somo. En ese momento, tras oír sus consejos incremente el ritmo, volviendo a mi cadencia que marque al ir en solitario, para remar como me había aconsejado. Previamente, estuve remando con mucha apertura de brazos trasladando mucha agua hacía atrás, mientras que me había sugerido hacerlo con menos amplitud pero mas potencia. Noté bastante el cambio deslizándome mas rápido, así que fui alternando el resto de la travesía todas las formas de palada que conozco con diferentes posiciones encima de la tabla, ..., vamos jugando con la embarcación, las condiciones y disfrutando de las maravillosas vistas.


Finalmente, reme un total de 10km, haciendo la vuelta a la calma justo enfrente del club con unos largos hacía el fondo para intentar surcar alguna ondulación. En el primer intento, disfrutando hasta casi la misma orilla con una pequeña olita, en el segundo, la de salida, no conseguí cogerla hasta casi llegar a la arena, así que preferí no fluir por ella para no lastimar la tabla prestada. Al llegar al club, manguerazo a la tabla, al invento y al remo, para pasar corriendo al vestuario a darme una merecida y recuperadora ducha de agua caliente. Así da gusto. Por cierto, fui bastante abrigado con ropa técnica y específica de stand up paddle que como sabéis existe en el mercado y podéis adquirir en cualquier tienda o escuela o web especializada del sector. En mi caso, Rip Curl y Dakine, son los que me aíslan del frío llevando mi gorra quiversup para que no me caiga sudor en mi nublada vista, jajaja, no veo nada sin las gafas, jajaja... si no os saludo en el agua no es que sea borde es que no veo de lejos, jajaja... además del agua para hidratarme cada cierto tiempo. Ya sabéis que es fundamental salir siempre con agua en vuestras travesías, porque aunque no os lo creáis sudáis mucho y es bueno no tener sensación de sed en ningún momento. 


Para acabar el día, comí algo, estudie dos horitas de "Genero y Deporte" y me realice una sesión de estiramientos y ejercicios para fortalecer las lumbares. Hacía mucho que no me ponía a ello y creo que es el complemento perfecto para estar bien preparado para nuestras sesiones de agua, además de recuperar el cuerpo después del esfuerzo. Me he puesto como obligatorio en mi rutina dedicar un tiempo a ello para mejorar mi flexibilidad y estado de forma. Veremos que resultado me da a medio y/o largo plazo que es cuando se empieza a notar. De momento, dolor, jajaja... así que ya sabes un poco antes de que comience el dolor paras... jajaja... mañana creo que sale el nordeste, pero intentaré hacer algo en otro día presumiblemente soleado. SURFING, RESPECT, ENJOY & LOVE. KEEP SUPING.