domingo, 31 de diciembre de 2017

SARREANDO!!!

He tenido un fin de año sorprendente con una sesión de olas al mas puro estilo Sardinero. Ola potente orillera con dificultad de encontrar la que te abra y te deje disfrutar de la cabalgada. Viendo los partes para toda la semana y analizando el tipo de ola a la que me iba a enfrentar estos próximos días, decidí sacar del armario mi equipación de bodyboard, ya que me cuesta menos entrar al agua y deslizarme por la onda marina. Las condiciones eran de metro de serie con bastante viento bajando la marea. Eso quería decir que me costaría bajar las olas y que casi todos tendría ganas de aplastarme contra el fondo del mar, jajaja... no me acordaba los zambombazos que dan... la ola somera es mucho mas liviana. Acerté en entrar con esta modalidad, ya que conseguí disfrutar de lo lindo, ..., estoy convencido que si llego a entrar con la tabla convencional no me hubiera comido ni un colín y ni que decir tiene con el longboard o el SUP que incluso hubiera puesto mi vida en serio peligro.


En el agua sufriendo con el viento y la lluvia para mantenerme constantemente en la zona donde aisladamente entraba una derecha digna de ser surcada. Al principio, entré enfrente de la cafetería El Parque, pero tras cogerme tres o cuatro olas, decidí trasladarme pasado el Cormorán, donde vi a Iván Casado varias olas de calidad. En ese momento, comenzó la fiesta. No es que haya hecho grandes cosas, pero simplemente la sensación de meterte en las cañerías de la segunda playa, me trasladaba a mi adolescencia donde tuve grandes jornadas aleteando dicha zona. Destacar que salí de dos pequeñas tapadas muy divertidas. Me ha venido bien para despedir el año, para quemar alguna caloría de cara a la tripada navideña en casa de mis padres con toda la familia... 19 nada mas y nada menos que nos hemos juntado este año. Espero que hayáis despedido bien el año, deseándoos lo mejor para el 2018 que comienza con grandes swells. SURFING, RESPECT, ENJOY & LOVE. KEEP SUPING.