martes, 5 de diciembre de 2017

SIGUIENDO LA RUTINA PREESTABLECIDA!!!

Como os comentaba en el anterior post, tenía previsto aprovechar los primeros días de la semana para entrar al agua, debido a que todo hace presagiar que a partir del viernes todo comenzara a complicarse durante una larga temporada, aunque no me vendrá nada mal para preparar los exámenes que tengo la semana que viene. Cuando llegue a primera hora de la mañana, la marea estaba muy baja, debido al alto coeficiente, y con un glasazo espectacular. Las previsiones eran que a medida que fuera avanzando el día Eolo empezara a soplar de lo lindo, así que me imaginaba que tendría difícil poder desarrollar una travesía del estilo de ayer, pero confiaba en que pudiera hacer algo. A medida que pasaba la mañana, veía como Ricardo marchaba a la nieve a disfrutar de otro de nuestros entornos maravillosos de la tierruca, también que Chore saldría con Xavi Ribo desde Maliaño, finalmente hicieron 15km duros por el interior de la bahía, así que no coincidimos en el agua con ellos, ..., luego Michel me comentaba que vendría a olas y Javi me indicaba que se le había arreglado la tarde pudiendo salir a remar también. 


Tras acabar mi jornada laboral, espere a que viniese Javi, para salir a remar. Había subido algo el viento, pero no era molesto, así que teníamos dos opciones: (1) coger los bártulos e ir a la zona protegida de la ría ó (2) salir al mar que no había prácticamente olas. Javi me comentaba que estaba la zona de interior similar a la del mar y que había visto el coche de Cospedal. Menudo día, me da que remo mucha gente, jajaja, seguro que muchos de vosotros también lo hicisteis, lo cual me alegro un montón, y los que no pudisteis seguro que estos días festivos que vienen tenéis la oportunidad de hacerlo. Por lo tanto, la decisión estaba tomada, escogeríamos la opción dos. El mar me pone mas. Mientras esperaba a Javi que había ido a por su remo e indumentaria a casa, charlaba con Michel que estaba en el aparcamiento preparándose para disfrutar en las pequeñas ondas marinas que llegaban entre los dos parkings principales del arenal somero. Según marcho al agua, me puse la ropa en el vestuario y saque las tablas para bajarlas a la orilla, mientras se cambiaba mi compañero de travesías. Aproveché para limpiar un poco la playa, ya que había alguna que otra botella y plásticos en la bajada principal, tras dicho "paseo", me puse a calentar. El viento había subido algo. Vi a Michel un par de buenas olas.


Entre al agua con una pequeña serie que sobrepase sin dificultad, mientras que Javi se cayo encima de la tabla y se fue también al agua, a la postre sería un desastre dicha entrada. Fuimos dirección Santa Marina sufriendo por el viento que rolaba de nordeste a este continuamente dificultándonos nuestro caminar por las aguas. De hecho imaginaros lo complicado que estaba que aguantaba perfectamente el ritmo de la Naish con la NSP e incluso iba mas cómodo. Si ayer las condiciones eran de maturrango 0 o -1, jajaja, hoy se podría decir que estarían de +0,5 mas o menos, no alcanzaba el 1 porque las olas estaban muy pequeñas, aunque evidentemente según el ojo que lo mire. La vuelta una pasada, ya que fue un mini downwind divertido a toda pastilla, creo que tardamos una tercera parte o menos de lo que nos había costado llegar a nuestro destino. Finalmente, nos salieron 4k, pero ahí no acababa la sesión. Ya que nos quedamos surcando las olas durante un rato lo que me dio otro kilometro, así que acabamos con un cinco mil donde hubo de todo. Durante la sesión de olas, Javi uso la NSP y se cogió varias guapas, mientras que el menda lo hacía con la Naish. La primera hasta que la ola me permitió bordearla, la cual me salí por la cresta y me dispuse a por otra. La segunda entrada a playa no conseguí que me viniese ola, así que solo remada. La tercera y la cuarta hasta la orilla saltando antes de que la quilla tocase. 


Al entrar me fije como que había algo en la parte de encima del grip, así que me agache y vi que era un golpe. No me lo podía creer, si no me había caído en ninguna ola, así que me salí rápidamente del agua, tras avisar a Javi. En la orilla, nos dimos cuenta que tenía también otro golpe justo enfrente en el otro canto. Estaba claro eran dos rodillazos producidos cuando entramos al agua. Vaya faena. Recogimos todo el material, nos duchamos y pasamos a mi despacho a comer algo para recuperar fuerzas al tiempo que teníamos una interesante charlotada. Para acabar el día, estiramientos con el enano en casa echándome unas risas buenas. ¡Papa estas agotado! ¡Papa esto no te sale!, jajaja, es que a esa edad tienen una flexibilidad que clavaba las posturas de la youtuber, mientras que el menda lerenda se quedaba en algunas a medio camino. De la parte superior de mi cuerpo ando bastante bien, pero de siempre el tren inferior le tengo muy rígido. Bueno es trabajar la flexibilidad poco a poco, así que si sigo con esta rutina espero verlo mejorado en unos meses. Mañana tocará día familiar, así que hasta el jueves no creo que entre al agua. SURFING, RESPECT, ENJOY & LOVE. KEEP SUPING.