jueves, 10 de mayo de 2018

SURF: FOUR SESSIONS!!!

Menuda semanita que llevo, cuatro de cuatro, dos de dos, jejeje... lunes y martes con el singlefin, mientras que el miércoles y el jueves con el quad, pero los cuatro días un único objetivo en mi mente desconectar del mundanal ruido y deslizarme por el agua haciendo lo que mas me gusta en este mundo. Todas las sesiones han tenido un denominador común y es que el mar ha estado tirando a grandecito, aunque cada día ha sido totalmente diferente teniendo sensaciones opuestas en cada una de ellas quedando satisfecho de diferente manera al salir del agua. A continuación, os iré narrando cada una de estas sesiones. La primera de ellas la podíamos titular ONLY LOCALS!!! y que mejor vídeo que el que os pongo a continuación para ilustrarlo...


El lunes tenía que entrar al agua si o si tras haber disfrutado viendo a los enanos volando por las olas someras. Así que el carroza este que os escribe habitualmente tenía que intentar darlo todo para salvaguardar el honor de los paquetes asiduos de las olas que se encuentran enfrente del Centro de Surf, jejeje, vamos que tenía que marcar nuestro territorio, es decir, como si de un perro se tratara tenía que orinar en nuestro árbol, jajaja, por lo que tenía que entrar por la mañana para catar las olas. Las condiciones no eran ideales pero hacía muy buen día con olas que superaban el metro en esa zona de la playa. No me lo pensé y cogí la Full&Cas Huovo singlefin para testearla con olas de un cierto tamaño. Estuve moviéndome continuamente para encontrar mi sitio en el agua, tras el cansancio acumulado durante el fin de semana, no cogí muchas olas pero hubo varias divertidas y bien ejecutadas. Vamos que he logrado divertirme quitándome el estrés acumulado el finde.


El martes, ha sido el día que mejor surfing he desarrollado, a pesar de que la mar estaba algo mas mezclada que el día anterior y con unas condiciones de tamaño dignas de mención. Tuve de compañero de fatigas al incombustible Alex con su paddleboard. Ole sus bemoles porque se baja unos auténticos macos con la prone que miedo da verlo deslizarse en las bajadas, jajaja, menos mal que lleva casco. Por mi parte, he disfrutado bastante a pesar de encontrarme bastante cansado en cada una de mis intervenciones. Empecé bastante fuerte pero fui decayendo poco a poco debido a las tremendas remontadas que había que realizar luchando contra el viento del gallego y las corrientes que te desplazaban continuamente de un lado para otro. Aunque no me quejare debido a que surque varias olas largas y ajustando la posición encima de la tabla en olas mas grandes de las que suelo coger con esta tabla. Ambos días he disfrutado bastante con ella porque me permitía remontar cómodamente sin cansarme, además de tener una remada sencilla para coger las olas, aunque tuve que cogerle el truco al menos a la contra para que no se me fuera la cola al ir con una sola quilla. Me gusta mas la sensación de fluir con ella en olas mas pequeñas o con una mar mas limpia como la de ayer. Vamos que en choppy prefiero ir con mas quillas, jajaja, uno se hace cómodo. 


Ayer, miércoles, casi no tenía tiempo para entrar al agua, porque tenía una reunión de ESPADE a mediodía en Santander. Por si no me seguís habitualmente o por si os perdisteis los posts que he hablado de ello, deciros que es un proyecto innovador y mas que interesante en el que estamos enfrascados varias federaciones con el objetivo de unificar deporte y educación posibilitando a deportistas con proyección estudiar y desarrollarse como deportistas con el objetivo del alto rendimiento. Muy esperanzado por estar con otros deportes consagrados de tu a tu, pero también preocupado porque las últimas premisas que nos han puesto en el día de hoy hace que se nos reduzca nuestro abanico de deportistas pasando de media docena de interesados a solamente dos. Menos mal que nos han dicho que solamente con ellos podríamos iniciar el programa en el próximo curso académico, así que no hay mal que por bien no venga. Igual es hasta mejor para ir comenzando y en el futuro poder contar con mas chavales. A pesar de solamente tener media hora para poder estar en el agua y estando el mar desfasado, me anime a entrar ya que en la zona del antiguo camping había tres surferos dándolo todo bajo la atenta mirada de un videocámara. Supuse que serían italianos que a esta altura del año suelen acercarse y suelen desarrollar ese tipo de chirivueltas... jajaja... pude coger solo tres olas, pero justo lo que necesitaba para afrontar la jornada de atención al público en el club. Os seré sincero y os diré que incluso pase miedo o mas bien respeto porque estaba el mar muy complicado con tanta mar, rebotes, corrientes y montadas.


Hoy, tenía previsto pasar la mañana en casa ordenando, recogiendo y planchando, ya que las previsiones no eran muy halagüeñas. A medida que pasaba el día veía como salía un día espectacular sin casi viento, lo que hacía que me animase a salir pitando al acabar mis obligaciones domesticas para buscar una sesión acuática. En mi mente, principalmente, solo había una posibilidad que no era otra que salir a remar por la parte interna de la bahía y mas cuando al pasar por Pedreña veía su playa totalmente glassy y con la marea bien alta. Pero justo cuando iba a ir al almacén de las tablas apareció el jefe de jueces de la federación y me dio una chapa de las buenas sobre lo del fin de semana, así que se me quitaron las ganas de cargar todo el material para estar en el agua tan poco tiempo, así que le eche bemoles y me dije a sufrir al mar chaval. Me enfunde el traje 4/3 Rip Curl E-Bomb y volví a coger la Full&Cas I-47 que utilice ayer para echarme a la mar. Tenía claro que tenía que ser precavido y no hacer mucho el tonto. Simplemente, esperar a medio camino a que se formasen las olas pudiendo recorrerlas hasta la orilla. La verdad es que era complicado porque habiendo tanta energía venían con una violencia descomunal, pero sacaré lo positivo pude coger ocho, de las cuales se salvan dos o tres, ya que el resto era ir en una pared de agua blanca. La mejor una izquierda aunque hubo dos derechas divertidas. Mejor eso que estar mirando en la orilla. 


Mañana, habrá vientos asurados con algo menos de mar, así que viendo que he podido fluir por las olas estos cuatro días parece que igual tengo fortuna y puedo darme otra sesión salitrera. Veremos como acontece pero ganas tengo, el día parece que será ideal para ello y nunca se sabe con este enfermo del medio acuático. Antes de acabar, comentaros que este fin de semana se celebra en Francia una de las pruebas de resistencia mas duras desarrolladas en el medio fluvial y hasta allí se han desplazado varios paisanos para disfrutar del reto de sus 130 km. Casi nada... la mejor de las suertes a todos ellos, espero que acabéis sanos y salvos con una sonrisa de oreja a oreja por haber conseguido el reto de ser un finisher. SURFING, RESPECT, ENJOY & LOVE. KEEP SUPING.